diseño gráfico

El diseño gráfico tiene como función principal la comunicación, la transmisión de mensajes a través de elementos visuales.

Esta comunicación esta orientada a grupos específicos y a públicos objetivos.

El diseño gráfico tiene como función principal la comunicación, la transmisión de mensajes a través de elementos visuales. Esta comunicación esta orientada a grupos específicos y a públicos objetivos.

Para un buen diseño gráfico se deben seleccionar aquellos elementos culturales, de edad, incluso geográficos o referentes a los hábitos de vida, que mejor definan a los clientes. Hay que tener muy estudiado el target para conocer todos estos elementos, que resultan fundamentales a la hora de elegir un diseño u otro.

Este sería el conocimiento previo necesario para el posterior proceso creativo que debe llevar a cabo el diseñador. En él se aúnan elementos como palabras, símbolos e imágenes para transmitir una idea clara y concreta. Para hacerlo de forma óptima se necesita experiencia, buen gusto y mucho sentido común.

Para definir el proyecto a través de una idea concreta es necesario que todos los elementos tengan un diseño unitario. Empezando por la identidad (diseño gráfico del logo y la marca) y llegando hasta el producto, la publicidad o, por supuesto, la página web. De esta forma, los clientes reconocerán la empresa más rápidamente y su proyecto tendrá la posibilidad de asociar la marca a un concepto que, a la larga, defina a toda la organización.

El diseño gráfico ayuda al proyecto a ser reconocible frente a otros similares, a marcar la diferencia, a asociarse a un color, a una textura, incluso a la calidad y al prestigio. Existen sectores en los que el diseño gráfico tiene mayor relevancia, como en el entretenimiento, la decoración o la narrativa visual. Para ello, algunos diseñadores han experimentado con algunas herramientas interactivas, con lo que se le añade una aportación extra de diseño multimedia.

Un diseño gráfico de calidad es esencial para que su proyecto sobreviva.

Search